fbpx

Cultura del cuidado

La profesión de la Enfermería es una profesión de servicio que se encarga de solucionar las necesidades humanas, respetar la vida y ofrecer cuidado especial al ser humano. Previo a estos cuidados se debe realizar un diagnóstico previo para ofrecer el tratamiento correspondiente. La cultura de servicio ocupa un lugar especial y fundamental en la profesión de enfermería y constituye su modo de ser. 

Los elementos que incluye la vocación de servicio son los afectos relacionados con la actitud del profesional, su compromiso, además de técnicas y tecnologías que pueden ser utilizadas para proveer mejor calidad de vida a los afectados por una enfermedad. Cuidar es una práctica integradora, no es un trabajo mecánico, debe ser personalizado tomando en cuenta principios como la paciencia, la empatía y el amor por la profesión. Tiene elevada connotación científica, que valida el progreso, la recuperación, y el compromiso social de los profesionales en Enfermería. 

Como toda profesión, la enfermería requiere de previos conocimientos académicos, científicos y tecnológicos, además de la experiencia obtenida a través de las prácticas, confiriéndoles un mejor sentido acerca del cuidado preciso de cada persona. Como dice Jean Watson, teórica destacada de la enfermería: “La Enfermería como profesión tiene su principal pilar en el cuidado de las personas. Ahora bien, para poder proporcionar un cuidado es preciso tener en cuenta la imagen de la persona como elemento primario del cuidado. Tras el proceso de investigación se puede establecer que la persona ha experimentado una evolución a lo largo de la historia comenzando con el conocimiento de sí mismo hasta llegar a la comprensión de la persona desde el prisma del cuidado”. 

Sin embargo, la Enfermería no solamente trata de prevenir enfermedades y recuperar a los afectados, sino también de reanimar, aliviar y asegurar la integridad del paciente. Estas acciones fomentan la misión de los profesionales de Enfermería como un acto más humanizado que produzca bienestar en todo sentido. 

¿A qué conclusiones podemos llegar?

  • Los enfermeros/as deben aprender a realizar actividades de cualquier tipo posible ya que así podrán ser ejemplo para cualquier grupo poblacional además de humanizar todos los servicios ofrecidos 
  • El enfermero o enfermera debe tener un alto nivel de empatía, ponerse en el lugar de las otras personas analizando lo que refleja el rostro del paciente para asegurar cumplir las necesidades que requiera. 
  • El cuidado necesita sobresalir más allá de lo común, de esta manera podrá resolver los demás problemas de quien necesita ser cuidado. 
  • La acción de cuidar desde diferentes puntos de vista es un arte evolucionada con transcendencia e impacto en el proceso salud-enfermedad, en la actualidad está unida con el ámbito profesional de Enfermería destinado a promover y rehabilitar, a los grupos vulnerables, en cuyos colectivos se diferencian estilos de vida a para poder ayudar a mejorar el estilo de vida de las personas.